voto-blanco-colombia

La verdad sobre el voto en blanco.

Jan 16 • ¿ SABIAS QUE...? • 546 Views • Comments Off

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...
10 Respuestas a preguntas más frecuentes sobre el Voto en Blanco:
1. ¿Qué es el voto en blanco?

El Voto en Blanco “votar por nadie” es la máxima expresión de protesta pacífica contra la clase política del país en su conjunto.
Lo que dice la Registraduría: De acuerdo con la sentencia C-490 de 2011 de la Corte Constitucional, que declaró la exequibilidad de la Ley 1475 o Reforma Política, el voto en blanco es “una herramienta legítima y valiosa de expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad por parte de los sufragantes… el voto en blanco constituye una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector. Como consecuencia de este reconocimiento la Constitución le adscribe una incidencia decisiva en procesos electorales orientados a proveer cargos unipersonales y de corporaciones públicas de elección popular”.
 
2. ¿Es verdad que los votos en blanco se le suman al candidato que va ganando?
R/ Falso. Es un cuento que inventaron los enemigos del Voto en Blanco para desinformar a la opinión. Si observan las biografías o perfiles de las personas que atacan el Voto en Blanco, es muy seguro que encuentren allí a un simpatizante de algún candidato o partido político. Hay que pedirles juego limpio, ya que tanto derecho tienen ellos a hacer campaña como nosotros. El Voto en Blanco es un candidato al que se le suman todos los votos que depositemos por él. Cada voto sumará hacia ese 51% que debemos alcanzar para que el Voto en Blanco sea exitoso.
Lo que dice la Registraduría: Ese mito es falso. El voto en blanco no se suma al candidato que obtenga la mayor votación en las elecciones. El voto en blanco se contabiliza independientemente, al igual que se hace con los sufragios alcanzados por cada candidato.
3. ¿Para qué sirve el Voto En Blanco?
R/ Es un voto castigo. Sirve para notificar a las clases políticas del inconformismo de sus electores, de su cansancio y hastío por sus prácticas clientelistas y corruptas. Es un voto de protesta, limpio e independiente, que sirve como control social pues induce al político a un buen comportamiento, so pena de que sus electores lo rechacen en futuras elecciones. El Voto en blanco es la expresión más pura de la democracia por cuanto, para depositarlo, el elector no ha necesitado de promesas ni dádivas. Es un voto de conciencia.
4. ¿Qué pasa si gana el Voto en Blanco?
R/Si la elección es uninominal (Presidente, Gobernador, Alcalde) se repiten las elecciones con candidatos distintos. Si la elección es corporativa (Concejos, Asambleas, Congreso de la Rep.) se repiten las elecciones pero solo participan en los nuevos comicios los grupos que hayan alcanzado el umbral. Por esto último es que algunos dicen que el voto en blanco perjudica a los grupos pequeños y pudiera ser cierto, pero se castiga su incapacidad para generar coaliciones, sobre todo cuando estos partidos son afines ideológicamente. Recordemos que el gobierno quiso concertar con estos grupos minoritarios en el Congreso, un proyecto de ley tendiente a bajar el umbral del 3% al 2% y el proyecto no fue apoyado por todos los interesados y se hundió. Entonces no dejen que adeptos a estos mismos grupos le echen la culpa al Voto en Blanco de lo que les pueda pasar. Los partidos tradicionales con la última reforma electoral, aprobada a pupitrazo limpio por sus mayorías aplastantes y lubricadas con sobornos del ejecutivo, quieren regresar al bipartidismo nefasto que restringió la democracia y que fue uno de los causantes del nacimiento de los no menos nefastos grupos subversivos. Tenemos que abrir el espectro democrático y lograr reformas que garanticen el acceso a la libre competencia electoral. Porque para hacerse a las grandes tajadas de la economía y a los grandes negocios del Estado son aperturistas pero para mantener el estatu quo de privilegios en el poder son conservadores.
Qué dice la Registraduría: De acuerdo con el artículo 9 del Acto Legislativo 01 de 2009, “Deberá repetirse por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública, gobernador, alcalde o la primera vuelta en las elecciones presidenciales, cuando el total de los votos válidos, los votos en blanco constituyan la mayoría. Tratándose de elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos, mientras que en las corporaciones públicas no se podrán presentar a las nuevas elecciones las listas que no hayan alcanzado el umbral”. No obstante, La Corte Constitucional, en sentencia C-490 de 2011 declaró inexequible la norma de la Reforma Política que ordenaba repetir elecciones “cuando el voto en blanco obtenga más votos que el candidato o lista que haya sacado la mayor votación” y en consecuencia la mayoría necesaria para repetir la elección es mayoría absoluta, es decir el 50% más 1 de los votos válidos, y no mayoría simple.
 
5. ¿Qué sigue después, si gana el Voto en Blanco?
R/ Un triunfo del Voto en Blanco es la “primera fase” de un proyecto ciudadano para depurar las costumbres políticas a través del control social. Significa disentir de todos los partidos, culpables en alguna medida de la degradación de la política. Una segunda fase, en caso de que hagamos repetir las elecciones, puede tener varios caminos. El primero, puede ser el abstencionismo total, porque el Voto en Blanco no tiene efecto práctico en unas segundas elecciones. Como es casi seguro, que los partidos y movimientos derrotados enviarán personajes de la misma calaña de los generales descabezados, a una nueva elección, un abstencionismo del 80 o 90%, logrará deslegitimar la elección de estos coroneles que presenten los Partidos Políticos Tradicionales a la repetición de la elección.Un segundo camino puede ser volver a votar en blanco y volver a ganarles, aunque se posesione el candidato que más votos tenga después del voto en blanco.

Crearemos con esto una situación de hecho que nos puede poner a las puertas de una movilización pacífica pero contundente, que es el tercer camino. Salir a celebrar el triunfo de la ciudadanía y quedarnos en la plaza pública hasta que las cortes, el congreso y el ejecutivo traduzcan en reformas ese sentir de la ciudadanía expresado en las urnas. Urgen una verdadera reforma a la justicia que independice esta rama del ejecutivo y el legislativo. Una reforma electoral que purifique el voto, castigue ejemplarmente el fraude electoral y que nos brinde a los ciudadanos un espacio para implementar la tercera fase del proyecto cual es el de las “CURULES EN BLANCO”. Consiste en materializar la voluntad de un elector cuando vota en blanco. Es decir, que si los votos en blanco logran una determinada cantidad de votos y esta le alcanza para ganar una, dos, tres, o diez curules, esas curules se queden en blanco. Es decir, nadie legislando, nadie cobrando sueldos injustos y multimillonarios, nadie cobrando pensiones aberrantes, ni privilegios odiosos ni escoltas, ni carros ni oficina. En este caso, si por ejemplo el senado está compuesto por 100 miembros y el #VotoEnBlanco logra 9 curules, el nuevo senado deberá sesionar con 91 miembros. Y en la medida en que ese senado cometa fechorías contra sus electores, estos le cobrarán en las urnas sus pecados haciendo que esas 9 curules se conviertan en 18 o 25 curules vacías. Ese sí sería un verdadero castigo electoral, una verdadera revolución pacífica, un verdadero mandato del pueblo como lo exige la palabra democracia. Porque en la práctica la democracia representativa fracasó. La gente elige ingenua o inocentemente y, casi siempre de buena fe, a unos políticos que al resultar elegidos se olvidan de sus promesas de campaña y empiezan a representarse a sí mismos. Si logramos que el voto en Blanco gane curules, ocupe escaños, el elector que sea engañado optará por no llevar a nadie a sus corporaciones públicas pero sin dejar de ejercer su derecho al voto, que es una conquista, un bien supremo de los países que han sufrido absolutismo, ocupaciones o dictaduras, que no podemos menospreciar ni dejar de ejercer.

6. ¿Cuánto se ganan los que promueven el Voto en Blanco?
R/Nada. Y así debe ser. No sé quien inventó la aberración de pagar los votos en blanco que son expresión pura, espontánea, desinteresada y natural de un elector indignado. Nadie puede ni debe obtener ganancia alguna por esto. Es un contrasentido porque quien vota en blanco no quiere que lo representen. Y el que inscribe el voto en blanco quiere representar a un grupo de ciudadanos. Así que los promotores del voto en blanco que aparece en la última casilla del tarjetón, no ganan nada ni política, ni económicamente, excepto satisfacciones morales y personales. El Voto en Blanco beneficia a todo un país. Es un candidato sin rostro. De ahí nuestra campaña: Vote por Nadie: nadie te da educación, Nadie te da empleo, Nadie te da seguridad, Nadie te da salud.
La ley sí permite inscribir movimientos promotores de voto en blanco a quienes se les repondrán gastos de campaña, pero tampoco podemos estigmatizarlos porque la ley no dice que el dinero que obtenga sea para su bolsillo. El desembolso está atado a la presentación de libros contables serios y avalados por auditores de la Registraduría. La ley electoral estipula que quienes inscriban el movimiento que promueve el voto en blanco obtendrán “gastos para la campaña” siempre y cuando estén soportados contablemente. Lo triste del caso es que estos movimientos, en los que pueden existir avivatos, sí pueden  acceder a la publicidad del Estado y a testigos electorales pero, para poder distinguirlo de otros inscritos, la Registraduría les  asigna una casilla dentro del tarjetón, similar a la de cualquier candidato, con el nombre del movimiento y su logotipo, y muy distinta a la de Voto en Blanco que aparece al final del tarjetón, que es el que estamos promoviendo.
Para el caso de estas elecciones, ni @ManosLimpiasCo ni @ColombiaVotaEnBlanco, ni @VotareEnBlanco ni Partido Blanco, ni @LaOlaBlanca, ni @VotoEnBlancoCol ni @VotoEnBlancoCol14, ni  @VotoEnBlancoSi, ni  @PaisaVotaBlanco ni @BtaVotaBlanco ni @SoyVotoEnBlanco, ni ningún otro grupo, inscribió el voto en Blanco ante la Registraduría. Luego, le estamos apostando a la casilla de Voto en Blanco que ya viene al final del tarjetón. Por esta razón, ningún movimiento de los mencionados, recibirá un solo peso por parte del Estado. Aunque han escrito hasta columnas periodísticas malintencionadas, carentes de toda seriedad, haciéndonos cuentas sobre el dinero que ganaremos impulsando esta iniciativa, la verdad es que lo hacemos por amor al país y las campañas correrán por cuenta de nuestros propios bolsillos. Incluso se han acercado personas con ganas de colaborar económicamente pero les hemos dicho que no aceptamos dinero y que nos pueden hacer sus aportes en vallas, avisos de prensa, afiches, calcomanías o cualquier otra pieza publicitaria. Como les consta a quienes han asistido a nuestras reuniones, jamás hemos repartido siquiera un vaso con agua en ellas. Nos sentimos orgullosos de asistir a este capítulo de nuestra historia sin ninguna otra motivación distinta al dolor patrio de sabernos en la inopia y el atraso, cuando deberíamos estar a la altura de los países con mejor nivel de vida.
Qué dice la Registraduría: La Reforma Política de 2011 previó la posibilidad de inscripción de grupos promotores de voto en blanco, que deben cumplir con la normatividad del Consejo Nacional Electoral en cuanto a topes de gastos de campaña, publicidad, etc…
 
7. ¿El voto en blanco se tiene en cuenta para el cálculo del umbral?
R/Sí. El umbral es la cantidad mínima de votos válidos que debe obtener una lista para aplicar la cifra repartidora. Para las elecciones de Congreso el umbral será del 3% de los votos válidos (son los votos obtenidos por todos los candidatos más los votos en blanco). Luego se calcula el coeficiente electoral: Se divide el total de votos válidos por el número de curules a proveer por corporación.
 
8. El Voto En Blanco beneficia a partidos grandes o candidatos importantes.
R/No. Se cae de su peso. Si uno quiere beneficiar una campaña simplemente se va a esa campaña a hacer proselitismo o empieza a defender las ideas de sus candidatos. El Voto en Blanco tiene vida e ideología propia. Si se impone, esos mismos partidos y candidatos importantes serán desalojados de nuestra democracia.
9. No es preferible votar por candidatos honestos y coherentes?
R/Es una buena opción y para hacer justicia los hay. Me permito nombrar unos pocos con la seguridad de estar omitiendo nombres tan o más ilustres: Angela Robledo, Juan Lozano, Camilo Romero, Iván Cepeda, Jorge Robledo, Juan Manuel Galán, Carlos Alfredo Crosthwaite, la bancada del Mira. Sé que hay más. Pero esforzando mi memoria llegaré a 10 o 15. Estos 15 frente a los 268 que hoy legislan son simple “papita pal loro” Los hemos visto dar grandes y serios debates sobre los problemas más importantes del país. Los hemos visto batirse contra las aplanadoras oficiales. Pero ahí está el problema. Los hemos visto nosotros los interesados en un mejor país. Los demás congresistas, los que saben ya por qué y por quién y contra qué y contra quien van a votar desde el día que los eligen, apenas se burlan de ellos. Casi todos se salen a los pasillos a conversar mientras estos grandes legisladores intentan detener un exabrupto o pasar alguna ley. Nunca les aprueban nada. Cuando llega la hora de votar, los congresistas untados por sobornos por el gobierno u otras mafias, entran al recinto, toman asiento y votan. El resultado: Aplastante  derrota para los pocos congresistas coherentes y cumplidores de su mandato de representación.Así que si quieren voten por ellos, lo merecen. Otros creemos que ya llegó la hora de un sacudón mayor. Hacerles sentir a esos que aplastan a las minorías en el congreso, que ellos son minoría frente al país y aplastarlos a ellos en las urnas con el voto en blanco. En el congreso son 268 contra 10 o 15 pero en las urnas son 268 contra 31 millones de colombianos aptos para votar. No seremos capaces de imponernos ante ellos al menos por esta vez? Así que elegir estas alas éticas del congreso significa prolongar indefinidamente este anhelo de propiciar una derrota a los politiqueros.

También existe la posibilidad de que en los partidos haya gente honesta y de hecho la hay. Un caso real el de Carlos Fernando Galán. Pero votar por él es darle un voto al partido que representa. El Partido Cambio Radical que ha surtido varias cárceles con miembros que han contado con su aval. Incluso puede ser una estrategia, poner gente sin tacha a encabezar sus listas para camuflar dentro de ellas a personajes cuestionados como es el caso de José Obdulio Gaviria en el Partido de Uribe. Y ni qué decir de los partidos Liberal y Conservador inventores de cuanto truco político existe para burlar la justicia, para saquear el erario, para burlarse de los electores.
10.. ¿Es mejor el Abstencionismo, dejar la tarjeta sin marcar o anular el voto?
R/A nuestro modo de ver ninguna de estas tres opciones son efectivas. Porque el abstencionista se confunde con la gente que no vota por pereza. Esto legitima el abstencionismo, pues los políticos salen a decir que la gente desprecia la democracia y se queda en casa por indiferencia. Mientras que el voto en blanco cuenta a los indignados que desaprobamos las prácticas corruptas de los partidos.
Otro gran motivo es que los corruptos usan las cédulas de las personas que no votan para hacer fraude electoral y muchos que se abstienen por protesta ignoran que han votado por los peores hijos de la patria y los han elegido. Es tan inicua la abstención que así alcance el 99%, en un caso extremo, no hace repetir la elección pero sí permite al corrupto comprar votos por cuanto son muy pocos los que tiene que comprar. Entre menos gente vote para el corrupto mejor pues le queda más fácil meter en el bolsillo a los pocos que votan.
Dejar la tarjeta sin marcar es un voto seguro para algún corrupto que haya comprado votos al registrador de la localidad. Solo les basta con poner una “X” sobre la casilla del corrupto que está haciendo fraude.
Anular el #VotoEnBlanco no tiene valor en lo absoluto porque simplemente representa una protesta sin conteo posible por cuanto, al igual que a los abstencionistas, los votos nulos se confunden con los votos que la gente daña por marcar dos casillas o salirse de la casilla indicada.
Si estas respuestas despejaron sus dudas y desea promover el voto en blanco, no tenga duda de que está haciendo política de verdad, de la buena, de la pura. El país y las nuevas generaciones se lo agradecerán. Estará usted enmendando el error de nuestros padres: Dejar que los politiqueros hicieran y deshicieran con nuestro país sin hacer nada para detenerlos.
Un simple tuit, en Twitter, un “me gusta” o compartir esta información en Facebook ya son un gran aporte. Pero el real y verdadero aporte será el de levantarse muy temprano el 9 de marzo y salir al puesto de votación vestido de blanco a depositar un voto por la democracia, un voto por la dignidad, un voto por el rechazo a 200 años de abuso de confianza por parte de los Partidos Políticos que tan mal nos han gobernado.

Comments

comments

Related Posts

Comments are closed.

« »